LasElegidas Escorts y Acompañantes en Argentina
  • 24 de abril 2015
    Mis dos amantes.

    Me llamo Fabián y trabajo como Consultor de Sistemas en varias empresas de capital, tengo 33 años, mido 1.75 mts y peso 63 kg. No soy un el mas lindo pero tampoco soy feo, me considero un tipo simpático, tengo buen sentido del humor y me gusta leer bastante, por cierto estoy casado desde hace 7 años, pero estoy separado de mi esposa como 4 meses, seguimos siendo amigos y creo que la separación es definitiva.
    Mi historia comienza tres años atrás cuando por casualidad en una revista de contactos había uno de una pareja que quería conocer un chico, al esposo le gustaba mirar y quería ver como se tiraban a su esposa, la pareja era de Ecuador y me llamo la atención y les escribí a la dirección postal que allí indicaba, pasaron varias semanas y no hubo respuesta, hasta que me llego una carta en la que me pedían una foto y un número telefónico para contactarnos, les di el teléfono de mi trabajo para evitar que mi esposa se entere y les envíe una foto mía en la playa, a la semana me llamaron, ellos eran una pareja de Economistas, el era ecuatoriano y ella era mexicana, se conocieron en la UNAM y se casaron, vinieron a Ecuador a vivir y otras cosas más.
    Conversamos por una hora los tres al mismo tiempo (ellos tenían una extensión), me agradaron desde el principio, bromeamos de lo que haríamos cuando nos conociéramos, de la cara que pondría cuando les conociera y cosas así (me preocupe, yo no les conocía todavía). Ellos me dieron el número de teléfono de ellos y nos estuvimos llamando por un par de semanas más, la espera se hizo interminable pero ellos querían primero estar seguros de lo que hacían antes de conocernos en persona. Y por fin nos encontramos en un Bar y si que me sorprendí cuando les conocí, sobretodo por ella (Susana), un mujeron (una cara de angel con unos ojos que dan vértigo al mirarlos, los labios más ricos que jamás e visto, los senos bien formados, un trasero bien parado y unas piernas de película), no le faltaba nada. El (Carlos) un tipo simpático, se notaba que hacia regularmente ejercicios, en ese momento no recuerdo mucho de el, me interesaba solo el! la.
    La reunión resulto muy interesante, todos estábamos nerviosos y procurábamos no hablar como lo hacíamos por teléfono y éramos muy recatados, pero llego un momento en que ella me pregunto si me gustaba, claramente se lo demostré con un beso muy apasionado, luego decidimos que era hora de salir y nos fuimos a un hotel donde pedimos dos cuartos para disimular, y cada uno se fue para su cuarto, pero Susana decidió ir conmigo al cuarto a lo cual Carlos solo puso cara de sorpresa y no dijo nada más.
    Ya en el cuarto nos apresuramos a desnudarnos y entrar en la ducha, y mire por primera vez todo su cuerpo desnudo, sin prisa nos empezamos a besar y acariciar por todo el cuerpo, mientras nos bañábamos primero ella me lavo todo el cuerpo y luego yo hice lo mismo con ella, finalmente salimos de la ducha muy limpiecitos y nos fuimos a la cama, pedimos una botella de Champan y empezamos a calentarnos un poco hasta que venga Carlos.
    Por fin llego Carlos, nosotros no hicimos nada más que besarnos y acariciarnos para que Carlos que participaría como mirón nada más, no se perdiera ningún detalle.
    Y como si no estuviera nadie comenzó la acción, ya estábamos lo suficientemente calientes y no esperamos mucho más. Primero le bese los pezones y masajeaba sus enormes tetas, les mordía y succionaba con mucha fuerza, luego fui bajando hasta su ombligo y su abdomen a lo que ella se reía por que le hacia muchas cosquillas pero me pidió que no parara, ya en su pubis empecé a besarla con mucha delicadeza siempre demorando la llegada a su vagina, empecé a abrir sus labios suavemente buscando su clítoris que estaba muy parado media casi un centímetro, estaba completamente húmeda y empezó s pedirme que se lo chupara y así lo hice de inmediato.
    Luego con un poco de champan se lo derrame en su raja y empecé a beber de ella le mordía los labios y su pepita que ya estaba roja de tanto chuparle, y empecé a meterle mis dedos en su vagina, derepente eche una mirada a Carlos y el se encontraba en la cima de la excitación estaba a punto de correrse porque tenia la vista pérdida y vi por fin su enorme verga (25 cm por lo menos) trate de mirarla pero una curiosidad enorme me obligo a mirar como se corría, en ese momento se acerco a la boca de ella y termino en su boca y yo sin saber lo que hacia me acerque con mi polla también hasta la boca de Susana con la intención de topar mi pene al de él , lo cual me produjo una sensación increíble, Susana también cogio mi verga que no era tan grande como la de Carlos (22 cm) y empezó a chupar la mía al mismo tiempo pasaba su lengua por ambas vergas.
    En ese momento Carlos que tenia su pinga dura otra vez pidió que ya la penetrara y el regreso a su asiento a seguir mirando, yo no dude en complacerlo y de una sola embestida le entere toda mi verga en su vagina y empecé a bombearla con mucha fuerza, cambiamos de posición varias veces, yo encima de ella, por atrás y la posición que más me gusta ella encima de mi con sus enormes tetas en mi cara.
    Cuando estaba a punto de terminar yo me apresure con mis embestidas para terminar con ella y lo hice dentro de ella lo cual no le molesto en lo más mínimo por que Carlos se acerco a su vagina y empezó una mamada de película lo hacia con tanta fuerza que se notaba que quería sacar toda la leche que le puse ahí, esto me sorprendió mucho pero la vista era fenomenal y me excito tanto que nuevamente se me puso dura la verga y tenia ganas de volverla a penetrar o que Carlos me la mamara, este pensamiento fue uno de los más reales que he tenido y no podía aguantarme y empecé a acercarme a él.
    En ese momento no sabia si se dieron cuenta pero los dos cambiaron de posición y ella se sentó en su cara y me puso su culo al frente mío y yo no dude un segundo y empecé a acariciarle el ojo del culo con mi verga y notaba como Carlos no perdía ningún detalle mientras le seguía chupando, luego me miro y me hizo un guiño con los ojos y empezó a acariciar mis bolas y con sus dedos empapados de saliva lubricaba el culo de su esposa luego cogio mi verga y empezó a empujarla dentro del culo de ella, hasta ese momento yo no hacia ningún movimiento pero estaba tan excitado que empecé también a empujar y mi verga seguía introduciéndose en ese pequeño agujero sin parar hasta que toda estuvo dentro.
    Ella no se quejo para nada, mas bien colaboraba con pequeños movimientos para que se introduzca más, y gemía con tanto placer que no tarde mucho en terminar dentro de ella mientras que Carlos y Susana volvían a terminar en el 69 que estaban cuando saque mi pinga de su culo Carlos en un rápido movimiento la cogio y se introdujo toda la verga en su boca, yo estaba loco de placer era la primera vez que un hombre me la chupaba pero me gusto tanto que cogi su cabeza y la empujaba con fuerza contra mi, en ese momento Susana se acerco y me dio un beso con toda la leche de su marido en la boca y compartió ese néctar conmigo, su boca sabia delicioso no tarde en terminar por tercera vez, el palo que me estaba pegando era lo más delicioso que me había pasado y todavía faltaba más



    ESCRITO POR: Fabián.



    Volver a Relatos

















Escorts y Acompañantes LasElegidas


chicas escort Buenos Aires


Si quieres conocer LasElegidas, el lugar ideal para encontrar la compañía de Escorts, acompañantes del mas alto nivel erótico, masajistas, maduras, fantasias, travestis, hombres que te ofrecerán el mejor relax, escapate al placer y disfruta los momentos mas íntimos. Solo las mejores chicas, chicos, travestis independientes de Buenos Aires, Argentina. No somos una agencia de acompañantes, las escorts y/o acompañantes que publican en este sitio no tienen ninguna vinculación laboral o profesional con LasElegidas.com.


Copyright © 2017 LasElegidas.com Todos los derechos reservados.